martes, 27 de agosto de 2013

Reseña: Measuring Up

¡Hola, hola! Pues en este día nublado y lluvioso (por lo menos aquí en Valencia) me toca a mí, Laura, dejaros esta reseña. Espero que disfrutéis del blog y no os olvidéis comentar.

Un besazo enoooooooooooooorme.




Título Original: Measuring Up
Saga: Libro único
Autor: Nyrae Dawn
Editorial: Auto-publicado
Género: Young Adult - Romance
Año: 2012 en Estados Unidos
ISBN: 294-001-484-115-3
Formato: ebook/Papel
Nº Páginas: 323


Annabel Conway, de diecisiete años, está cansada de que el Instituto Elite Hillcrest le haga la vida imposible porque no es una talla dos. Este verano, ella contratará a un Entrenador Personal para ayudarle a perder peso.

Annabel no esperaba que su entrenador fuera un chico magnifico de su edad. Los chicos como Tegan son idiotas. Fingen gustarles chicas como ella para después burlarse a sus espaldas. Ha estado allí, ha pasado por eso. No ocurriría de nuevo. Además, ella odia a los chicos como él. Rubios. Musculosos. Divertidos. ¡Y no ayuda que él sepa sus medidas!

Pronto, Tegan se vuelve más que eso. Él es un chico que le enseña a boxear cuando ha tenido un mal día. Que corre con ella y la deja marcar el ritmo. Quien la besa hasta derretirla. La hace sentir bella a pesar de lo que dice la báscula. A diferencia de su madre, él no espera la perfección, y no trata de protegerla del mundo como su madre y mejor amiga. A Tegan le gusta ella tal cual es.

Pero,  ¿qué sucederá cuando él no esté allí? Él no puede estar allí siempre. ¿Podrá ser Annabel capaz de valerse por sí misma y aprender que ella ya está a la altura? ¿Qué su valor no radica en lo que el mundo piensa, lo que la báscula marca, o incluso lo que Tegan le dice… si no en sí misma?


Desde que leí la sinopsis de este libro me llamó la atención. No sé si os pasará a vosotros también pero normalmente cuando un libro trata el tema de no gustarse a uno mismo o no estar a gusto con tu propio cuerpo, siempre lo juntan con desórdenes alimenticios o autolesiones. Pero este libro no.

Aquí, Annabel elige el camino saludable. Y eso es una de las cosas por las que me gusta mucho este personaje. Además de que es tozuda, irónica y con lado “salvaje” que sólo puede sacar Tegan. Aún así, no es perfecta. Tiene la autoestima por los suelos —y su madre no es que ayude a mejorarla— y cuando empieza con su plan saludable, se guarda todas sus emociones y sus deseos de contárselo a la gente que quiere por miedo a fracasar. Y eso es lo que me gusta, que tiene cabeza. Si tuviera que destacar algo negativo (y aún así no lo sería del todo) es que siempre piensa lo peor. Pero supongo que teniendo la vida que ha tenido, uno acaba también pensando lo peor. Me identifico mucho con ella, así que tal vez por eso me gusta tanto este personaje y me pongo de su “parte” en ciertos momentos. Aunque he de reconocer que aunque no lo vi la primera vez que me leí el libro, después hablando con una amiga, sí es verdad que Annabel podría haberle contado todo a su amiga desde el principio. Si se supone que es tu mejor amiga, aunque tengas miedo de que te juzguen o de fallar y que la gente tenga una oportunidad de decirte "te lo dije" se supone que te va a entender. Así que supongo que ese es otro fallo que tiene Annabel. Pero, por lo demás, el personaje no está nada mal. 

Otro personaje importante es Tegan. Es tan….es tan…¡Es tan cuqui que me quiero morir! A ver, serenémonos. Él es dulce, atento, implicado —tanto con su familia como con su trabajo— y eso es lo que me gusta de él. Aún así, no es un personaje ñoño, tiene sus momentos de agárrate y sigue respirando. Me gusta que se preocupe por la incomodidad de Annabel —seamos realistas, yo también me sentiría un poco avergonzada de que un chico supiera mis medidas. Completas— e intente aliviarla. Su familia lo es todo para él porque tampoco ha tenido una vida fácil y se dedica en cuerpo y alma a ella. Hasta que aparece Annabel. No sé qué más deciros de él, es como el perfecto chico que ve más allá de  la apariencia física y juzga a las personas —tal vez erróneamente, nadie es perfecto— por su carácter.

Me encanta este libro porque es de lectura sencilla, fácil, entretenido y las situaciones de los dos protagonistas son creíbles. Con toques de humor, situaciones de confusión entre ellos junto tanto a momentos tiernos (aunque he de reconocer que hay momentos en los que se me hacían demasiado ñoños esos momentos. Y eso que se supone que yo soy la ñoña del grupo), como tristes y decisivos (si no, no sería un libro, ¿cierto?). Y, lo mejor a mi ver, tiene un final auto conclusivo (¡Y eso me encanta!).

Así que es una lectura muy recomendable, de verdad. Pasaréis un buen rato y no creo que os defraude.




“Todos tenemos algún tipo de demonio en nuestras vidas.”
 “—Esa es una de las cosas que me gustan de ti. Dices lo que está en tu mente. Además, eres graciosa. No estoy seguro de que realmente lo veas.”
“—Nadie en mi vida sabe cómo me siento acerca de cualquier cosa.”
“—Sólo di que sí, Rocky. Sé que vas a hacerlo. Te vi el primer día. Vi la determinación en tu rostro mientras caminabas al gimnasio.”
“—Además, estaba muy orgulloso de ese ojo negro.
—¿Orgulloso?
—Sí. Lo hiciste sentir orgulloso. No podía dejar de jactarse de la chica que le dio un gancho de derecha.”

 “—Sabía que había algo diferente en ti desde el principio. Incluso si no hubiera salido para llegar a ti ese primer día, lo habrías logrado. Admiro eso, ¿sabes? Que no dejas que nada te desanime. Que sigues luchando. Como yo.”
 —Annabel Lee, ¿cuándo te vas a dar cuenta que no hay casi nada que no haría en lo que se refiere a ti?”


2 comentarios:

  1. Me llama la atención el argumento. Al menos ella no es la típica protagonista que sufre por ser una marginada o se define a si misma como "fea" (pese ser alta, delgada, con ojos azules larga melena... en fin, cosas que nunca entenderé). Annabel pinta como una prota realista, aunque el que me escama es el maromo, tanta perfección... xD

    ResponderEliminar
  2. Me gusta este género, lástima que me inglés sea de principiantes. gracias por la reseña.

    Te sigo, besos.

    Un Lugar Mágico.

    ResponderEliminar